El cuidado y mantenimiento de tu página web


El mantenimiento de una web es un servicio que comprende una serie de labores para realizar de manera periódica. Estas labores siempre surgirán una vez se ha procedido con el desarrollo de la página, y tienen como objetivo fundamental el garantizar un soporte técnico continuo y mantener una actualización constante de la web.

Es por ello que su presencia web, bien al ser una página web nueva, recién nacida, o rediseñada, con todo el esfuerzo que ello supone, es tu imagen; su marca: visibilidad. Bien entendido como algo fijo, estático o “corporativo”, como si de una tarjeta de visita se tratara, para que les puedan localizar en internet o en las redes sociales; o bien entendida como una nueva criatura, que, además de ser un medio, un canal adicional o herramienta de trabajo, la podemos mimar y “alimentar” como un sitio web vivo. La cuidaremos, mantendremos y revisaremos para que nos de un mejor servicio, rendimiento, crezca, brille y nos enorgullezca.

¿Es necesario contar con un mantenimiento web?


Dependerá de nuestra implicación y de la idea que tengamos de ella: Si tenemos una web con el único objetivo de que esté visible cuando alguien teclee la dirección en su navegador, sin importar la seguridad, y además, nos es indiferente que Google omita nuestra existencia, entonces la respuesta sería no. 

Por el contrario, si buscamos que nuestra web nos represente debidamente, y sea un pilar de nuestro negocio que no se pueda ver afectado por problemas, tendremos que darle la importancia que se merece y efectuar el mantenimiento correspondiente para que esté siempre al día. Aquí sí es aconsejable disponer de mantenimiento.

Mantenimiento preventivo

Serían todos los cuidados encaminados a prevenir posibles problemas en un sitio web. Las tecnologías en torno a internet evolucionan a gran velocidad y un sitio web debe estar actualizado. Estas serían algunas tareas de mantenimiento preventivo:

  • Actualizaciones y parches de seguridad en servidores: con cierta regularidad se descubren problemas de seguridad en el software de los servidores web. Dejarlos sin actualizar supone correr el riesgo de ser atacados y sufrir robos de información, utilizar nuestros servidores web para el envío de correo basura u otras actividades fraudulentas, o simplemente dejar nuestro sitio web fuera de servicio. Dependiendo del tipo de alojamiento web, deberemos encargarnos nosotros de estas actualizaciones o por el contrario lo hará la empresa que nos ofrece el alojamiento para el sitio web.
  • Actualizaciones y parches de seguridad en el software del sitio web: además de los problemas del servidor (por ejemplo el sistema operativo) pueden descubrirse problemas de seguridad o rendimiento en el software utilizado por el sitio web (Apache, IIS, ASP.net, WordPress, PHP, etc…). En estos casos también hay que aplicar las actualizaciones de seguridad.
  • Actualización de versiones obsoletas: en otras ocasiones las versiones de software utilizadas finalizan su vida (ya no tienen soporte técnico) y deben ser sustituidas por nuevas versiones. Por ejemplo, en el momento de escribir este artículo, las versiones 5.3, 5.4 y 5.5 de PHP están obsoletas y ya no reciben soporte técnico. A pesar de ello existen muchos sitios web que todavía las utilizan. Al no tener soporte técnico, los problemas de seguridad que van apareciendo no son corregidos, dejando en riesgo a los sitios web que utilizan esas versiones. A día de hoy se deberían actualizar todos los sitios web que utilizan PHP a la versión 5.6 ó 7.0.

Mantenimiento correctivo

Aunque pongamos todos los medios en nuestras manos para evitar problemas, las incidencias ocurren y, en estos casos, hay que resolverlas lo antes posible. Es importante hacer una valoración del impacto que supone que un sitio web deje de estar disponible antes de publicarlo. Si el impacto es medio o alto convendrá contratar un mantenimiento del sitio web que permita recibir una atención preferente y resolver la incidencia en un plazo breve.

Vigilancia y mejora

Un sitio web es una herramienta viva que debe ir creciendo y evolucionando a la vez que se adapta a las nuevas tecnologías y a las necesidad de nuestro negocio. Para ello podemos realizar algunas de estas tareas:

  • Vigilancia de registros de acceso: lo sitios web crean un registro de todas las solicitudes que reciben. Su uso más habitual suele ser obtener estadísticas de uso, del tráfico web, pero también nos puede servir para detectar intentos de acceso fraudulentos, páginas que no se encuentran o páginas que producen algún tipo de error y que requieren alguna corrección en el sitio web.
  • Vigilancia del rendimiento y tráfico de un sitio web: es importante que la velocidad con la que un sitio web sirve su información sea adecuada. Vigilar el rendimiento y tráfico de un sitio web nos aconseja la necesidad de incrementar las capacidades del alojamiento web utilizado, o quizás un tráfico excesivo pueda indicar un uso inadecuado del sitio web.
  • Posicionamiento web (SEO): necesitamos que cuando alguien utiliza un buscador con términos relacionados con nuestro negocio aparezcamos en la primera o primeras posiciones de los resultados de búsqueda. Que esto sea así depende de nuestra estrategia de posicionamiento y de nuestra competencia. Es imprescindible revisar regularmente el posicionamiento web, estudiar su evolución y analizar las oportunidades existentes para garantizar el tráfico a nuestra página web.
  • Analítica web: se trata de conocer información relevante sobre quién y cómo se utiliza nuestro sitio web. Un sitio web debe estar en constante evolución, y las decisiones que tomemos deberán estar basadas en datos fiables. Muchas veces lo que nosotros percibimos como lo mejor para nuestro sitio web no es lo mismo que piensan nuestros clientes. Formulemos por tanto hipótesis de mejora para evolucionar nuestra presencia web.

Certificado SSL

Certificado digital profesional para proteger tu web

Máxima seguridad en tu web o tienda, aumenta la confianza de tus clientes, posicionamiento y la visibilidad de tu negocio online.

Haz tu web segura desde 5 €/mes

Certificado Digital SSL para Web
Todos nuestros Certificados SSL incluyen:


Protección identidad Cifrado de 2048 bits, el más potente y seguro del mercado
Firma de certificado Protección de servidores ilimitada
Mejora confianza usuarios Soporte técnico


Protección identidad Compatibilidad con el 99% de los navegadores del mercado
Firma de Certificado Sello de garantía de sitio seguro
Mejora confianza usuarios Mejora del posicionamiento en Google


Protección identidad Garantía de 7 días de devolución de tu dinero
Firma de Certificado Aumenta la confianza de tus clientes
Mejora confianza usuarios Acepta pagos y datos confidenciales de forma segura